Creando el ambiente para su experiencia gastronómica italiana

Cuando se trata de comida italiana, hay más en la comida que simplemente seguir una receta. Para disfrutar verdaderamente de su experiencia culinaria italiana, querrá crear un verdadero ambiente italiano, completo con conversación y ambiente. Eso significa encontrar a las personas adecuadas para disfrutar de la comida también. Recuerde, cuando se enfoca en su comida, debe tratarse de algo más que tratar de demostrar que es un gran cocinero. Hay más en una experiencia culinaria italiana que crear hermosos entrantes y aperitivos, un tentador plato principal y un delicioso postre servido en platos nuevos.

compartiendo la cocina

Parte de la creación de la mejor experiencia culinaria italiana es recordar que la cocina es algo que se comparte, no se guarda. La cocina es donde se origina la comida, pero también es más que eso. Debe ser también un lugar de conversación, de risas y lágrimas, y de experiencias compartidas. Invita a tu familia y amigos a que te ayuden con la preparación de la comida.

Compartir la carga de trabajo

Otra parte de compartir la mejor experiencia culinaria italiana es compartir la carga de trabajo de preparar la comida. Al más puro estilo italiano, no deberías trabajar solo en la cocina mientras tus invitados están en otra parte de la casa divirtiéndose. Anime a los invitados y familiares a ayudar a mover la olla, poner la mesa y lavar los platos. Es posible que deba tener cuidado con los chefs demasiado entusiastas que agregarán demasiada especia cuando no esté mirando. Recuerde, a la mayoría de los italianos les apasiona su comida, por lo que, por supuesto, sugerirán rápidamente los condimentos que consideren más apropiados. Pero recuerda, aunque la carga de trabajo debe ser compartida, tú eres el gobernante de la cocina.

No apresures la comida

Si bien la experiencia culinaria italiana generalmente se compone de muchos platos, no deberías sentir que tienes que apresurarte a probarlos. Los platos deben salir de una manera que permita mucha conversación en la cocina y en la mesa. Que la gente disfrute de la velada, la compañía y una buena copa de vino. Tus invitados disfrutarán este aspecto de la comida tanto como la comida y tu fiesta seguramente será un gran éxito.

Después de las golosinas de comida

Si te invitan a una cena italiana en casa de un amigo, es importante recordar que la tradición italiana dice que no debes presentarte con las manos vacías. Sin embargo, esta tradición es algo más que traer una botella de vino o champán cara. En su lugar, piense en algo dulce, como una caja de chocolates indulgentes.

Aún mejor es un plato que hayas preparado tú mismo, como un tiramisú casero o un pastel. Demostrar que te tomaste tu tiempo en la cocina es una excelente manera de mostrarle a tu anfitrión aprecio por el tiempo que pasaste en la cocina. Esto no debería ser un esfuerzo para superar la casa, pero debería ser una forma de ayudar a compartir la carga de trabajo de la noche.