Cuidado y Mantenimiento de Equipos de Panadería

Invertir en equipos de panadería puede resultar bastante costoso, por lo que es recomendable mantener este equipo y cuidarlo para que dure el mayor tiempo posible. A continuación se presentan algunos consejos sobre cómo cuidar algunos de los equipos de panadería más comunes. Puedes conseguir un buen equipo de cocina en cualquier buena tienda.

Horno: No se puede subestimar la importancia de este equipo para un panadero. Haz que tu horno dure al no usarlo como mesa o mueble. Cuando no esté en uso, asegúrese de que esté cerrado. Asegúrese de cerrar siempre la puerta con cuidado; sin chocarse. Conozca siempre los tiempos de cocción y cocción de las recetas para evitar abrir y cerrar con demasiada frecuencia. Asegúrese de medir siempre la cantidad correcta de masa o mejor para evitar derrames al hornear en el horno. Para limpiar el horno, desenchúfelo y luego con un paño suave y agua jabonosa tibia, limpie suavemente los estantes y los lados. Asegúrese de apretar el paño para evitar que el agua corra. No use un cuchillo o cualquier objeto afilado para raspar el interior del horno, coloque un paño suave sobre él para suavizarlo y luego límpielo.

Bandejas para hornear: no las raspe con objetos metálicos, como cuchillos. No los golpees con ningún objeto duro para que no se deformen, lávalos con agua tibia y jabón con una esponja suave, enjuágalos bien y asegúrate de que estén secos antes de guardarlos.

Batidora de mano/de pie: Siempre coloque la batidora y el tazón sobre una superficie sólida cuando los use. Al mezclar la mantequilla fría, asegúrese de cortarla en trozos. No encienda la batidora por largos períodos de tiempo a la vez, divida el tiempo en intervalos de dos a tres minutos, es decir, enciéndala, mezcle por dos minutos, apáguela, vuelva a encenderla, mezcle por otros dos minutos y pronto. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante para el desmontaje y la limpieza. Asegúrate de que estén secos antes de guardarlos.

Tazones y espátulas/cucharas de madera: siempre lave con agua jabonosa tibia, enjuague con agua fría, colóquelos en una rejilla para que se sequen y luego almacene el polvo.

Bandejas para hornear: cuando use bandejas para hornear, siempre coloque una bandeja para hornear o papel pergamino para evitar que las cosas se peguen a ellas y nunca las use como bandejas regulares para que puedan mantener su forma.

tamiz de harina/azúcar; al lavarlos, use un paño muy suave o una esponja con la mínima fuerza para evitar estirar la malla.