Decorando tu pastel con elegancia

Los pasteles brindan un final delicioso a las ocasiones más memorables y alegres de nuestras vidas. No es de extrañar que a menudo busquemos nuevas e interesantes técnicas de decoración de pasteles para hacer que estas ocasiones sean más especiales.

Hay muchos eventos en los que un pastel es una parte absolutamente esencial de la celebración. Si no es del tipo creativo, establezca una relación con una panadería buena y de buena reputación en su ciudad. El personal tendrá toneladas de ideas temáticas y de decoración, y usted sabe que el pastel se verá bien.

Sin embargo, si desea agregar un toque personal a sus propios pasteles, todo lo que necesita es un poco de creatividad. Decidir sobre un tema y luego ser coherente con los detalles (ya sea que haya muchos detalles elaborados o solo unos pocos toques simples) es fundamental.

Para el cumpleaños de un niño, por ejemplo, un tema popular son los animales. Puede elegir algunos de los tipos favoritos de su hijo (como animales de granja o animales de la jungla) y decorar con adornos comestibles para pasteles. Este tipo comestible es especialmente útil para los pasteles de los niños porque no tiene que gastar el tiempo y el esfuerzo que normalmente haría para eliminar los elementos no comestibles.

Una tarta de cumpleaños se puede decorar de una forma especialmente elegante. Puede usar grageas plateadas y doradas (bolas metálicas que son comestibles cuando se usan en la decoración) para crear un diseño simple o para deletrear un mensaje para la pareja. O intente dejar el pastel desnudo, con solo un ramo de flores comestibles (como hibiscos o claveles) en una esquina.

Experimente con colorantes alimentarios, diferentes formas y recipientes únicos para sostener el pastel. Por ejemplo, para el amigo que ama la jardinería, puede convertir su receta de pastel en pastelitos y anidar cada molde para panecillos en mini macetas de jardín. Un pastel ordinario se puede convertir en un regalo romántico para el Día de San Valentín tiñéndolo de rojo (como un pastel de terciopelo rojo) y horneándolo en forma de corazón.

Para cumpleaños importantes como el 50 o el 60, puedes hornear un pastel, decorar como un libro y escribir recuerdos especiales con el sabor del tema «esta es tu vida». O simplemente puede deletrear el número de cumpleaños en velas, dulces o sin par.

La cantidad de temas, ideas y técnicas de decoración de pasteles es realmente infinita. Solo necesitas un poco de paciencia y una gran imaginación para darle vida a un pastel y alegrarle el día a alguien.