Fudge de Almendras y Azafrán, una deliciosa receta de postre

Cuando se trata de nueces, no puedes olvidarte de las almendras. Las almendras son una muy buena fuente de carbohidratos, incluyendo fibra dietética, azúcares y almidón. También se considera que tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas, lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL. Puedes comer un puñado de nueces mixtas todos los días.

Puedes encontrar almendros principalmente en los países del Medio Oriente y el sur de Asia. Una almendra descansa dentro de una cobertura carnosa, como un melocotón o una ciruela. Esta parte carnosa sabe muy bien cuando la dejas madurar. Mucha gente no sabe esto.

Las almendras son un ingrediente integral en muchos pasteles y recetas de dulce de azúcar. Uso almendras en todos mis pasteles y recetas de dulce de azúcar. Agrega textura cremosa y sabor a la receta. Puedes usar almendras en muchas recetas. Puede mezclar polvo de almendras en cualquier salsa y agrega un toque final cremoso a la salsa. Puedes hacer un batido de almendras o usar hojuelas de almendras en helado de vainilla como aderezo.

Almond Fudge es un postre que tiene la delicada dulzura y bondad de la almendra. Para hacer esta delicia, cocina las almendras a fuego medio y agrega los demás ingredientes como se describe a continuación.

Intenté hacer este fudge con leche condensada y quedó tan bueno como la receta tradicional. El azafrán le da un sabor majestuoso y combina muy bien con el dulce de nueces. Pruebe esto para una comida compartida, un festival o una fiesta y a sus invitados les encantará este sutil plato dulce.

Finalmente, ¿a quién no le gusta el postre? Es delicioso y hay que darle sabor después de una buena cena a la luz de las velas. Esta es una de las mejores recetas de postres que conozco. Así es como lo preparas.

Ingredientes

  • almendras – 2 tazas
  • Mantequilla — 2 cucharadas
  • Leche condensada – 1/2 taza
  • Cardamomo en polvo – 1 cucharadita
  • Crema agria – 1 taza
  • Cúrcuma – 1/2 cucharadita

ingresos

Remoje las almendras en agua durante la noche. Pelar la piel de las almendras y mezclarlas en la batidora con la nata hasta formar una pasta fina y homogénea. Caliente 1 cucharadita de mantequilla en la sartén a fuego lento. Agregue la pasta de almendras y continúe revolviendo la mezcla. Agregue el azúcar, el cardamomo en polvo y revuelva durante 20 minutos. Mezcle la leche condensada y la mantequilla restante y revuelva durante otros 5-10 minutos. Transfiera la mezcla a un plato engrasado y presione suavemente hacia abajo. Dejar enfriar y espolvorear cúrcuma por encima. Cortar en trozos y servir. Por favor, asegúrese de dejar comentarios.